Durante esta primera Jornada del REC, los participantes analizaron la figura del Experto Contable ante las actuales exigencias de la información financiera, la necesidad de garantizar la transparencia y los nuevos modelos de financiación. Asimismo, explicaron a la opinión pública el importante papel que pueden jugar estos profesionales en la salida de la crisis y los motivos por los que es necesario configurar un modelo de reconocimiento de esta figura profesional en nuestro país como ya existe en países como Alemania, Francia, Italia y Portugal, y diversos países anglosajones y de América Latina.

 

La presidenta del ICAC, Ana María Martínez-Pina, ocupó el centro de la mesa en la apertura. A su derecha, el presidente del REC, Francisco Gracia. A su izquierda, el vicepresidente del REC, Antonio Fornieles, quien fue el primero en tomar la palabra. Explicó a los presentes qué es el REC y el papel clave que representa en la eficiencia de las organizaciones empresariales y la administración pública. Francisco Gracia comentó que desde el REC se van a recomendar algunos avances en la profesión contable que son interesantes que los profesionales acojan como suyas. Para concluir la apertura, Martínez-Pina alabó la creación de este registro y puso en valor la profesión contable para las perspectivas de futuro de las empresas.

 

En España, al contrario de lo que sucede en los países de referencia de nuestro entorno, no existe un marco institucional que reconozca la figura del experto contable. En la siguiente hora y media, Mark Cornell, director de mercado de la Association of Chartered Certified Accountants (ACCA); Phillippe Arraou, presidente del Consejo superior de la Orden de Expertos Contables de Francia; y Francisco Javier Martínez García, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la universidad de Cantabria, explicarían a los asistentes cómo es esta figura fuera de nuestras fronteras.

 

La tercera ponencia, bajo el título Nuevos modelos de financiación y el experto contable, contó con Salvador Marín, presidente de Cofides; Ángel Rivera, director de la División de Banca Comercial del Banco Santander; y Carlos Barrabés, presidente de Barrabés Internet y socio de Walqa. Salvador Marín lanzó un mensaje a las pymes y las posibilidades de negocio que tienen fuera de España. También habló del cambio del sistema financiero y del proceso de digitalización. Ángel Rivera explicó en qué consiste la financiación a las pymes, la transformación que está viviendo la banca y las oportunidades de negocio que se abren ahora. Cerró la ponencia Carlos Barrabés, presidente de Barrabés Internet y socio de Walqa, que dibujó un mundo movido por los datos y no por el dinero como hasta ahora. Un mundo en el que cualquier persona pueda saber lo que está pasando en un sitio determinado, una compañía, un mercado o sector. Allí la tecnología se vuelve cada vez más compleja y va dando poder a las máquinas, los lugares y sobre todo a las personas.

 

El presidente del REA +REGA, Carlos Puig de Travy, fue el primero en tomar la palabra en la clausura. Aseguró que la dirección actual de las empresas ha de ser ágil, de anticipación y tiene que pensar a nivel local y actuar a nivel global y destacó que los expertos contables deben fomentar los valores éticos de las organizaciones.

 

Mario Alonso, centró su discurso en la transparencia, capaz de medir la eficiencia de las organizaciones, tanto públicas como privadas, y que crea riqueza, crecimiento sostenible y genera competitividad. Explicó que no hay suficiente debate sobre quiénes deben ser los garantes de esa transparencia porque la sociedad no lo entiende. Mario Alonso cree que esto no puede pasar con la figura del experto contable y ve indispensable explicar muy bien a la sociedad para qué sirve y cuál es el valor que, sin duda, aporta. Apostó por tres líneas de trabajo: la primera, tratar de promover la transparencia no solo en las instituciones privadas sino también en las públicas. La segunda línea de trabajo es el modelo de regulación. Defendió ante los asistentes que la figura del experto contable debía tener un modelo de autorregulación por parte de las propias corporaciones. Para finalizar su intervención, exigió un marco regulador con suficiente seguridad jurídica, que los profesionales sepan interpretar y aplicar.

 

Valentín Pich apostó por potenciar la figura del experto contable. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, destacó, en sus primeras palabras, que en la actualidad la información financiera es una exigencia y evaluar la gestión es absolutamente imprescindible. Explicó que el apoyo que prestan los expertos contables en la contabilidad es absolutamente imprescindible para gestionar con calidad y eficacia para la competitividad de este país. La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Elvira Rodríguez, se encargó de cerrar la clausura. Aseguró que la creación del registro es una buena noticia para España. Es el reflejo del interés que presenta el valor añadido que un buen experto contable puede dar a todo el sistema. Además, explicó las funciones de la CNMV y destacó que una de ellas era conseguir unos mercados españoles más trasparentes y más eficientes donde se garantice un adecuado nivel de protección a los inversores.